Arriba: antigua entrada principal totalmente inhabilitada y desplazada a las puertas 1 y 2. Abajo: puerta vehicular en la av. Riva Agüero, también clausurada.

Gran interés se está generando en la comunidad universitaria en torno al debate municipal que se realizará mañana al mediodía en los ambientes del Centro Cultural de San Marcos, con el fin de escuchar las propuestas respecto a la obra paralizada del intercambio vial entre las avenidas Venezuela y Universitaria, que compromete la restauración del cerco perimétrico de la Decana de América.

En el puente entre de las avs. Venezuela y Universitaria, se aprecia la obra inconclusa de la oreja vial.

Como se sabe, ha pasado una década desde que se propusiera la construcción de un anillo vial, lo cual generó gran polémica en los miembros de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), que expropiaría una gran área de su campus.

Si bien esta casa superior de estudios nunca se opuso a la construcción del bypass, que produciría un ensanchamiento de las vías en pro de una mejor accesibilidad a la Ciudad Universitaria, la proposición de una oreja vial dentro del campus motivó rechazo, especialmente en los estudiantes.

Exteriores de la actual puerta 2, donde se ve la precariedad del muro que da al carril de sur a norte de la av. Universitaria.

“Han transcurrido 10 años desde que la Municipalidad de Lima no actuara oportunamente. En marzo de 2008, el cerco perimétrico fue derribado inconsultamente y de una forma unilateral”, declaró el rector Orestes Cachay Boza, recordando también que Luis Castañeda Lossio, entonces alcalde de Lima, impuso derruir dicho cerco, cuya obra está paralizada hasta hoy, a pesar de las protestas suscitadas.

Indicó que, aunque no es necesario la construcción del intercambio vial, por el actual contexto urbano, la comuna insiste en la ejecución del proyecto, aun cuando especialistas de esta universidad y otros han planteado soluciones alternativas que serían acordes con la realidad actual.

Exteriores de la universidad (facultades de Derecho y Ciencia Política, y de Ciencias Contables).

“En esa época, no teníamos la propuesta del Tren Eléctrico, de la Línea 2, que es el transporte masivo para nuestros habitantes y que nos estaría dando la razón para evitar la oreja (anillo) que la municipalidad sigue manteniendo, aunque es inviable”, aseveró la máxima autoridad sanmarquina.

En tanto, la comunidad estudiantil, una de las más afectadas con esta obra inconclusa, denunció que, desde que se derribó el cerco perimétrico, la inseguridad ha aumentado dentro y fuera de la Ciudad Universitaria; mientras que el alumbrado público es deficiente en los alrededores, lo que agrava —aún más— la situación de inseguridad, agregando los problemas de movilidad originados por la no finalización de las obras.

A pocos metros de la puerta 3, quedó sin finalizar el carril de norte a sur de la av. Universitaria. Algunos lo utilizan de estacionamiento indebidamente.

En junio de 2016, San Marcos aprobó su nuevo estatuto, documento oficial que obliga a las autoridades a coordinar con la Municipalidad Metropolitana de Lima la solución definitiva de la construcción de la ampliación de la vía y el cerco perimétrico de dicha institución de enseñanza superior.

Con respecto al debate, el rector manifestó la necesidad de escuchar a los candidatos sobre la mencionada problemática, que afecta a más de 60 000 personas, entre estudiantes y visitantes, quienes ingresan diariamente a la UNMSM. “Para dar solución al tema, se necesita voluntad política, y, por eso, se quieren conocer las propuestas de los candidatos al sillón municipal provincial”, expresó.