El algodón nativo de color podría desaparecer en su cultivo, porque no tiene mucho atractivo industrial. Foto: referencial/web Ministerio de Cultura.

Guido Pillaca Chillcce es estudiante de décimo ciclo de la carrera de Genética y Biotecnología de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UNMSM. Desde marzo de este año, comenzó a elaborar un proyecto enfocado en el rescate del acervo genético del algodón nativo de color del norte del Perú para su conservación y uso racional sostenible.

La iniciativa obtuvo el segundo puesto en el programa Bayer Young Community Innovators (Innovadores Sociales Juveniles, por su traducción al español), promovido por la compañía Bayer, que insta a estudiantes de la región a trabajar en iniciativas para mejorar la calidad de vida de las poblaciones vulnerables.

Guido Pillaca recibió 5000 soles, que servirán para implementar su proyecto. Foto: Correo

Pertenece al Laboratorio de Recursos Genéticos y Biotecnología de San Marcos, y Pillaca Chillcce fue consciente de que el algodón nativo de color podría desaparecer en su cultivo, porque no tiene mucho atractivo industrial y por la pérdida de diversas especies entre los años 1940 y 2008.

“Tratamos de introducir in vitro las plantas de algodón nativo de color, haciendo germinar las semillas que obtuvimos de diferentes zonas del norte. Como yo no sabía de la existencia de este tipo de algodón, tuve la idea de ver más colores y averigüé que, a parte del pardo, marrón, crema, verde o lila, había otros como rojo, negro y azul, que existían en épocas preíncas y que se pueden evidenciar en los tejidos encontrados de las culturas como los Mochica”, expresó durante una entrevista a Correo.

Su plan es aplicar una metodología que, a partir de tejidos vegetales, permita obtener una planta entera. “Usaremos esta metodología para semillas que no germinan fácilmente o tengan mucho tiempo de antigüedad. De esta manera, se estarían rescatando plantas de algodón que podrían tener alguna tonalidad de color que sea atractiva para su siembra”, agregó.

Cabe señalar que la idea de Guido Pillaca recibió 5000 soles por el segundo lugar del programa citado anteriormente. En él, se presentaron 85 propuestas de 35 universidades de todo el Perú.