Biólogo Max Hidalgo junto al registro que posee el MHN, la colección más grande del Perú.

El Departamento de Ictiología del Museo de Historia Natural (MHN) de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) viene realizando la sistematización de la información de los peces que alberga a fin de contribuir con el proyecto internacional “Amazonian fishes and climate change”, que busca generar una importante base de datos de peces continentales amazónicos.

Dicho proyecto fue propuesto, desde 2015, por el Instituto de Investigación para el Desarrollo de Francia, en el que participan la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia, el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales y, por Perú, la UNMSM, ya que posee la colección de peces continentales más grande de este país.

El MHN informó que el avance de la base de datos se encuentra al 80 % y estima ingresar
20 000 registros para el referido proyecto —el cual culminará este año—, que cuenta con el auspicio económico de ERANet-LAC y el financiamiento del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec).

Esto ha sido posible gracias a que, desde 1983, el Departamento de Ictiología viene reuniendo peces nativos, logrando alojar a la fecha a más de 61 000 especímenes dentro sus instalaciones, lo que los convierte en la colección más grande de peces continentales peruanos.

El MHN viene reuniendo peces nativos desde 1983 y, a la fecha, tiene más de
61 000 especímenes dentro sus instalaciones.

Única colección en el Perú

Como indicó el biólogo Max Hidalgo, miembro colaborador del proyecto internacional, dicha colección, si bien es la más importante del país, carecía de un registro digital actualizado de todo el material que almacena.

“Al principio, solo se tenía una base de datos de papel y una parte de ella estaba digitalizada, pero con el proyecto ha habido un incremento muy fuerte en la digitalización. Hemos tenido que completar información de hace 25 años e incluso realizado salidas al campo hacia zonas donde había vacío de información”, reveló el docente sanmarquino.

De ese modo, se ha considerado llenar 45 campos por cada registro, en los que se contempla: el número de registro que corresponde a Perú; clasificación taxonómica hasta el nivel de especie, localidades de muestreo, altitud, coordenadas geográficas y número de especímenes de las colectas, y otros campos, como categoría de amenaza.

“Lo ideal sería ingresar los registros de todos los especímenes que están almacenados en el MHN; sin embargo, solo podremos ingresar unos 20 000, que es una cifra bastante alta también”, apuntó.

Fuente: Facultad de Ciencias Biológicas