Augusto Cáceres Álvarez en el centro de la sala de teatro.

Hablar del Teatro Universitario de San Marcos (TUSM) es asociar su nombre al del Profesor Emérito Guillermo Ugarte Chamorro, quien durante 33 años (1955-1988) estuvo a cargo de esta emblemática institución, formando generaciones de actores y dramaturgos, a la par de promover y difundir el teatro peruano hasta los puntos más alejados del país, logrando colocarlo en la cúspide del teatro latinoamericano.

Desde su creación, el 4 de setiembre de 1946, cuando el doctor Luis Alberto Sánchez era rector de la UNMSM y el literato Manuel Beltroy Vera director de Extensión Universitaria, han pasado por el TUSM figuras como Luis Álvarez, Edgar Guillén, Hernán Romero, Ernesto Cabrejos, Humberto Cavero, Haydeé Cáceres, Hernando Cortés, Walter Zambrano, Delfina Paredes, Ana Zavala, Luis Ramírez, Gabriela Velásquez, Ernesto Ráez, Mario Delgado, entre otros personajes vinculados a la investigación teatral, dramaturgia y docencia.

Doctor Guillermo Ugarte Chamorro (31 julio 1921-14 julio 1998), luciendo la condecoración de las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta, recibida el 1986.

Hoy, después de 16 años, y a punto de cumplir 70 años, el TUSM, dirigido por Augusto Cáceres Álvarez, ha retornado a su histórica sala de la cuadra 8 de la avenida Lampa, en el Centro de Lima, donde los estudiantes sanmarquinos dan rienda suelta a su talento y creatividad; habilidades con las que complementan su formación profesional.

“El teatro es un espacio de creación, libertad y responsabilidad, y fortalece el desarrollo de los estudiantes en el marco de una educación integral que brinda nuestra universidad; porque el artista tiene de creativo, de sanador, de trabajo en equipo, de dar propuestas de cambio, de prevenir y denunciar los problemas del país”, manifestó el profesor Cáceres, quien precisó que en esta nueva etapa se ha ingresado a un proyecto de escuela técnica de formación actoral, directores, dramaturgos y escenógrafos, buscando fortalecer el vínculo con la universidad, la comunidad y el país.

Galería de directores y destacados personajes que han pasado por el TUSM.

La idea es que sean profesionales artistas; por ello, para ingresar al TUSM no existen filtros ni casting; el único requisito es ser sanmarquino y tener todas las ganas de expresarse, de ser respetuosos y solidarios en el rescate de la identidad nacional y de los autores y dramaturgos peruanos, sobre todo los de esta casa superior de estudios.

En la actualidad, el legado de los maestros del teatro sanmarquino está en manos de sesenta actores, distribuidos en cuatro grupos con simpáticos nombres puestos por ellos mismos. Los Nuevos (ingresaron al TUSM el 2016), Los zika (2015), Los Otoñales (2014), Los Bacanes (2013) y Elenco Mayor (2012); además de dos grupos de clown: Los Raros y Los Defectos. En el elenco hay cuatro chicos que dirigen pequeños grupos de teatro en las facultades de Ciencias Sociales; Ciencias Administrativas; Derecho y Ciencia Política, y Educación.

Afiche de la obra El curioso caso del cuerno de San Dios.

Producción teatral

Egresado de la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático (Ensad), bachiller en Artes de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la UNMSM, y con amplia experiencia en el medio que ha merecido reconocimientos, el actual director del TUSM tiene en cartera una serie de obras listas para poner en escena, con diversidad de género y con propuestas vinculadas con la realidad y las falencias o virtudes del ser humano.

El curioso caso del cuerno de San Dios es la obra teatral que va todos los sábados hasta el 25 de febrero. Creada por el dramaturgo peruano Luis Guillermo Hidalgo, la historia transcurre en un poblado ficticio de la sierra del Perú e incluye temas, como la injusticia, la ambición y el mal trabajo de las autoridades de la comunidad.

La profesora Cristina Lozano con un grupo de niños que participan en uno de los talleres de teatro.

Según relata el profesor Augusto Cáceres, un extraño cuerno, o cornucopia del escudo nacional, que tiene la facultad de arrojar monedas de oro es encontrado dentro del cuerpo de un muerto por Estaurófilo y Fráxila, pareja de esposos interpretados por Yazid Cordero (de Ingeniería Metalúrgica) y Elized Galarza (de Enfermería). Ellos deciden utilizar el fantástico objeto en favor del desarrollo de su pueblo, San Dios, pero no se preocupan por las consecuencias del uso del cuerno.

El objeto ha sido robado en Lima, ciudad que empieza a decaer con una serie de desastres. Al crecer el pueblo, la inocencia, la frescura y la valentía del andino peruano se mezclan con la aparición de personajes, como los asesores de las autoridades; la Iglesia, como acto de insertar la religión en ese lugar, y la policía, que viene a traer el orden para recuperar el cuerno y devolverlo a donde pertenece. “Es una tragicomedia que tiene un final feliz”, remarcó el director del TUSM.

Histórico local del TUSM, en la cuadra 8 del jirón Lampa, centro de Lima.

Desde el miércoles 22 de febrero, el elenco del TUSM presenta Defectos, obra escrita y dirigida por Álvaro Chala; los viernes, a partir de mediados de mes, va Soufflé de rosas de Christian Cortés; el 27 de marzo, Día Mundial del Teatro, se estrenará Medea, de Eurípides, y, para el aniversario de la UNMSM, se preparará la zarzuela El cóndor pasa, obra con más de 4000 versiones y 300 letras, cuya música pertenece al sanmarquino Daniel Alomía Robles y el libreto a Julio de La Paz.

Son muchos los proyectos en marcha, como el concurso de dramaturgia, con la participación de obras inéditas o ya publicadas para poner en escena; así como la organización de un festival de teatro interuniversitario y el primer festival de jóvenes directores. Así lo anunció Augusto Cáceres, quien cuenta con el invalorable apoyo de la profesora Cristina Lozano Cuba, la gestora cultural Elizabeth García Ramírez y los alumnos Juan Raul Salazar, Oscar Manuel Ugarte y Lisseth Yajaira Tantalean.