Miembros del “Círculo de Investigaciones e Innovación de Materiales Avanzados para la Industria y Biomedicina”.

La mejor forma de dinamizar el trabajo de investigación es la conformación de subgrupos abiertos, multidisciplinarios, que se relacionen con diversos temas y que tengan a la matemática como ciencia fundamental, tal como lo viene haciendo la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

Una de estas experiencias colaborativas es el “Círculo de Investigaciones e Innovación de Materiales Avanzados para la Industria y Biomedicina”, que reúne investigadores de esta casa superior de Estudios, de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y de la Universidad Nacional José María Arguedas (UNJMA) (Andahuaylas).

Cabe señalar que, en junio de 2014, dicho círculo fue uno de los seis ganadores del primer concurso “Científicos INC – Círculos de Investigación”, del Fondecyt, que busca fomentar el trabajo inter o multidisciplinario de los investigadores peruanos, con el objetivo de contribuir con la solución de los principales problemas del país. Ello, a través del desarrollo de líneas de I+D relevantes para el desarrollo nacional, la formación de recursos humanos altamente especializados en Ciencia, Tecnología e Innovación – CTeI, y la difusión de resultados de las investigaciones.

Dr. Víctor Peña Rodríguez, director del círculo interdisciplinario.

Al igual que los otros 5 círculos ganadores, el programa sanmarquino recibió 1 500 000 00 de soles para desarrollar, durante tres años, los proyectos de “Desarrollo de películas delgadas nanoestructuradas de HA y SiC (Carburo de Silicio) para aplicaciones en biomedicina”; “Fabricación de un magnetron sputtering para recubrir implantes con hidroxiapatita”; y “Estudio teórico-experimental de nanomateriales basados en hierro”.

De esa manera, el equipo integrado por 41 personas, entre profesores, tesistas y otros profesionales desarrollaron los tres proyectos de ciencia básica y ciencia aplicada, que hacen énfasis en la producción y caracterización de nanomateriales, la determinación de sus propiedades, el modelaje de la fenomenología, las aplicaciones tecnológicas en el sector productivo, así como en terapias biomédicas en oncología, administración de fármacos, recubrimientos en implantes dentales y ortopédicos.

Investigadoras de la UPCH: Yileng Tay y Leyla Delgado.

Presentación de resultados

Si bien, el programa terminó formalmente el 31 de diciembre de 2017, con la presentación de informes, de manera natural el proyecto sigue arrojando resultados, van culminando las tesis de maestría y doctorado, y continúan las publicaciones científicas.

“Nosotros sentimos que los proyectos principales tienen resultados en diferentes formas, ya sea con artículos científicos, patentes como las que se están pensando presentar y la formación de recursos humanos mediante las tesis de posgrado; tratando de cumplir los tres ejes del programa”, señala el doctor Víctor Peña Rodríguez, docente de la Facultad de Ciencias Físicas (FCF y director del referido círculo.

Investigadores de la PUCP: Andrés Guerra y Francisco Rumiche.

Durante el taller de “Materiales avanzados: investigación e innovación para la industria y biomedicina”, los investigadores principales presentaron los resúmenes de los trabajos que estuvieron bajo su dirección y las investigaciones que se desprenden de ellos.

“A la fecha, hay más que mostrar, porque este círculo continuará arrojando resultados por dos o tres años más”, mencionó el doctor Peña, tras afirmar que el hecho de haber manejado este proyecto, les da puntos de conocimiento para otros proyectos, además de permitir que cada grupo de las universidades participantes desarrollen sus propias líneas de investigación.

A su turno, la docente de Estomatología de la UPCH, Yileng Tay, se refirió a “Materiales restauradores a base de nanohidroxiapatita para uso odontológico” en la línea de investigación de fabricación de materiales para implantes de titanio. Su colega, Leyla Delgado, abordó el tema de “Cemento de silicato de calcio: modificación del cemento Portland para uso biomédico”, ambas investigaciones relacionadas con la odontología.

Investigadores de la FCF, de la UNMSM: Justiniano Quispe y Carlos Landauro.

Por su parte, el ingeniero Francisco Rumiche, de la PUCP, presentó su trabajo “Modificación superficial de materiales para aplicaciones en la biomedicina”, concluyendo que las superficies nanoestructuradas ofrecen una amplia gama de posibilidades y potencial para aplicaciones biomédicas; que el desarrollo del dispositivo y más pruebas in vivo son necesarias; y que los problemas de sostenibilidad y toxicidad deben ser investigados.

Andrés Guerra, de la misma universidad, distribuyó en tres secciones su tema “Ingeniería de las propiedades optoelectrónicas de materiales semiconductores multifuncionales”. En primer lugar, se refirió a la Ingeniería del ancho de banda de perovskitas para aplicaciones en fotovoltaica; luego, Foto-cátodos de a-SiC:H(p) para la producción de hidrógeno; y finalmente, a Semiconductores dopados con tierras raras.

El taller se realizó en el auditorio principal de la FCF.

El investigador de la FCF, Justiniano Quispe, se refirió al trabajo “Recubrimientos biocompatibles y aplicaciones medioambientales de nanohidroxiapatita”, en donde explicó aspectos de este mineral y material biológico formado por fosfato de calcio cristalino; tales como estructura del tejido, la microestructura y nanoestructura en sus fases mineral y orgánica.

Así también, su importancia en el recubrimiento de implantes dentales, como material de reemplazo óseo y en la reconstrucción maxilofacial; además de los sistemas estudiados.

El sanmarquino Carlos Landauro, explicó en su trabajo “Nanomateriales y compósitos para aplicaciones industriales” que, como resultado de las investigaciones actuales, se descubren y/o sintetizan materiales con propiedades físicas inusuales, nuevas, exóticas que se exploran en dos líneas: Innovación científica e innovación tecnológica, como los cuasicristales.