Integrantes de la mesa de honor.

Como cada 12 de mayo desde 1551, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) se vistió de fiesta. La Decana de América cumplió 467 años de mantener una tradición histórica de aporte político, cultural y académico a la sociedad, desde que fuera creada mediante la real cédula suscrita por el rey Carlos V, en la ciudad de Valladolid, España.

Este manuscrito le confirió el alto mérito de ser considerada la institución más representativa del Perú y la cuna de múltiples generaciones de reconocidos humanistas, literatos, científicos y diplomáticos, que han aportado a escribir los episodios más gloriosos del país.

La ministra de Cultura, Patricia Balbuena, fue la encargada de dar el discurso de orden.

Por ese motivo, toda la comunidad sanmarquina celebró, en más de dos semanas, su aniversario con una serie de actividades, que tuvieron como día central la realización de los tradicionales albazos sanmarquinos, la visita a la Virgen de la Antigua, la romería a la tumba de fray Tomás de San Martín, la misa eucarística por aniversario y la sesión solemne. Esta última efectuada en el salón general del Centro Cultural de San Marcos (CCSM).

Durante su discurso en la sesión solemne, el rector Orestes Cachay Boza informó que, luego del licenciamiento institucional otorgado por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), una de las metas será la acreditación de todos los programas académicos, por lo que consideró que este reto implica identificar y sistematizar los procesos para alcanzar estándares internacionales.

El rector Orestes Cachay resaltó la importancia de los cambios que se están efectuando en la universidad.

“Otra de las metas es convertirnos en una universidad de investigación. Ello supone que el número de estudiantes de posgrado iguale y supere al de los estudiantes de pregrado, y que la investigación desarrollada por docentes y estudiantes, con ocasión de sus tesis, no solo sea un episodio de su vida académica, sino su principal actividad. También conlleva a que la producción de bienes y servicios de la universidad se sustente a través de procesos de innovación constante se orienten hacia las necesidades sociales”, expresó.

Asimismo, indicó que uno de los cambios que atraviesa San Marcos tiene relación con la implementación de la Escuela de Estudios Generales, lo cual lleva a la academia a ser más cuidadosa y a reformular los planes de estudio a fin de que se cumpla y mejore el perfil de los egresados sanmarquinos.

El acto de los tradicionales albazos sanmarquinos estuvo presidido por el rector, acompañado por el vicerrector y la comisión de aniversario. La banda de la Policía Nacional hizo el acompañamiento musical.

“Esta implementación es una obligación de la Ley Universitaria, la cual, a su vez, recoge lo que es una tendencia global en todas las universidades. Los estudios generales buscan universalizar al alumno que ingresa a una carrera profesional, así como también introducirlo a las materias bases que luego necesitará para su formación profesional”, añadió.

El acto protocolar tuvo el honor de contar con la presencia de la ministra de Cultura, Patricia Balbuena Palacios, a cargo del discurso de orden, quien agradeció la invitación especial para expresar su saludo por la celebración del aniversario de la Decana de América, así como el significado de esta por su trascendencia y relevancia en la historia de la educación universitaria.

“En los claustros de San Marcos, se han formado notables personalidades, como Raúl Porras Barrenechea, Jorge Basadre, Mario Vargas Llosa, María Luisa Aguilar, entre otros; personas que, en su labor, han construido una genealogía para la comprensión del arte, la ciencia, la medicina, la política y la historia de las ideas del Perú republicano”, manifestó. 

La ofrenda a la patrona de San Marcos, la Virgen de la Antigua, se realizó en los interiores de la Basílica Catedral de Lima.

De igual modo, Balbuena Palacios, quien es docente sanmarquina y egresada de la maestría en Políticas Sociales y del doctorado en Ciencias Sociales, resaltó el valor de esta cuatricentenaria universidad por haber hecho posible la participación de la mujer en la vida intelectual y profesional del país, que inició en la última década del siglo XIX.

Por otro lado, habló sobre el reciente licenciamiento de la UNMSM por contar con un soporte educativo importante, como por ejemplo, sus 184 programas, 65 escuelas de pregrado, 87 maestrías, 31 doctorados y 133 programas de segunda especialidad; a lo que se suman sus 239 investigadores calificados en el Registro Nacional de Investigadores en Ciencia y Tecnología (Regina), con más de 35 000 publicaciones registradas, alojadas en prestigiosas plataformas, como Scopus y Scielo.

“Así está en nuestras manos hacer que el saber de San Marcos siga siendo un vehículo en la ansiada búsqueda del desarrollo y la libertad de la sociedad peruana”, finalizó, a la vez que hizo un llamado al Estado a continuar tendiendo puentes de diálogo para la implementación de políticas públicas frente a los problemas de la educación.

Autoridades junto a la Comisión de Celebraciones Conmemorativas del 467.º Aniversario de la UNMSM.

Albazos sanmarquinos y colocación de ofrenda floral a la Virgen de la Antigua

La jornada del día central se inició con los tradicionales albazos sanmarquinos en el frontis del CCSM con el propósito anunciar a la ciudad la fiesta sanmarquina, para luego continuar en la Basílica Catedral de Lima, donde se colocó una ofrenda floral a la Virgen de la Antigua, patrona de esta casa superior de estudios.

Cabe señalar que, desde 1627, la UNMSM se hizo cargo de los cultos a la Virgen de la Antigua, que celebra su fiesta cada 5 de agosto, convirtiéndose en patrona de los grados que confiere la universidad. En el altar que guarda a la Virgen, se graduaban los estudiantes de San Marcos que llevaban a cabo un juramento de advocación mariana en defensa del dogma de la Inmaculada Concepción.

El retablo, donde la Virgen está acompañada por San Marcos y por Santo Tomás de Aquino, conserva los colores de las cinco facultades virreinales: teología (blanco), medicina (amarillo), artes (azul), cánones (verde) y leyes (rojo).

Durante la tradicional celebración eucarística, se recordó que el Convento de Santo Domingo fue la primera sede en la que funcionó esta cuatricentenaria universidad.

Celebración eucarística

Antes de la sesión solemne de aniversario, la comunidad sanmarquina asistió a la misa de acción de gracias en la Basílica del Rosario, del Convento de Santo Domingo, concelebrada por el padre Richard Manrique, prior de este último convento, y el capellán de la UNMSM, padre Héctor Casas Machado.

Es importante recordar que dicho convento fue la primera sede en la que funcionó nuestra cuatricentenaria casa superior de estudios, a partir del 2 de enero de 1553, luego de su creación por la citada real cédula.

La eucaristía: momento principal de la misa.

En la celebración eucarística, el prior, al comentar la lectura del evangelio del día correspondiente al apóstol San Juan, consideró que creyentes o no creyentes vienen al mundo para compartir la vida con la familia o amigos. “Así fue la realidad de Jesús; venir al mundo con un proyecto de vida”, mencionó el padre Manrique tras llamar a reflexión para procurar hacer el bien con todo lo que emprendamos.

Así también, representantes de las autoridades, docentes, trabajadores y estudiantes tuvieron a cargo las peticiones para que Dios ilumine su camino, orientado a hacer un buen gobierno, a que guíe a los alumnos en la búsqueda de la verdad, a realizar las labores con alegría y para que todos trabajen por el bien común, la paz y la honestidad.

Previamente, el rector, vicerrectores, decanos y miembros de la comisión de aniversario visitaron la tumba de fray Tomás de San Martín, ubicada en la Cripta de Santa Rosa de Lima, en donde fue colocada una ofrenda floral para rendir homenaje al gestor de la creación de su alma máter.